One Stop Services Group

Servicio completo para Permiso de Trabajo, Residencia, Pasaportes Americanos, Ciudadanía, Affidavit, Reclamaciones, Parole, Carta de Invitación, Re-Entry Permit, Perdones de Detencion de Inmigracion o Deportaciones, Solicitud de Documentos Legales Cubanos  y mucho más.

Podemos acomodar solicitudes de trámites para clientes dentro y fuera de Estados Unidos. 

¡Haga una cita hoy mismo!

Servicios

Aprenda mas sobre nuestros Servicios en la pagina espesifica de Servicios.

Para una cita puede comunicarse a nuestra oficina al (305) 264-1004

 

La libertad de soñar: por León Rodríguez,

Director de USCIS

El 28 de agosto tuve el privilegio de tomarles el juramento a 30 nuevos ciudadanos estadounidenses durante una ceremonia especial de naturalización llevada a cabo en el Monumento Martin Luther King Jr. en Washington, D.C.  Hace exactamente 51 años, el 28 de agosto de 1963, en el contiguo Monumento Lincoln, el doctor King  promulgó su discurso “Yo tengo un sueño” ante cerca de 250 mil personas, en lo que se considera una de las más grandes marchas por los derechos civiles en la historia de los Estados Unidos.  La “Marcha a través de Washington” dio paso a la aprobación de la Ley de Derechos Civiles de 1964, que prohibió la discriminación por motivos de raza, color, religión, sexo u origen nacional.
León Rodríguez, director de USCIS, dio la bienvenida a 30 nuevos ciudadanos durante una ceremonia de naturalización llevada a cabo el 28 de agosto en el Monumento Martin Luther King, Jr. Junto al director Rodríguez se encontraban la jefa de personal de USCIS,
Juliet K. Choi; la directora de la oficina de distrito de USCIS en Washington, Sarah Taylor, y el director del Servicio de Parques Nacionales (NPS, por sus siglas en inglés), Jon Jarvis.
 

El líder de los derechos de los afroamericanos – quien sería asesinado cinco años más tarde – habló de los derechos que los fundadores de nuestra nación establecieron en la Constitución y en la Declaración de la Independencia.   El doctor King habló de su sueño de una nación donde las personas de todas las razas, nacionalidades y creencias pudieran vivir juntas en paz, con igualdad de derechos.  Pero más importante aún, expresó su creencia en que esta nación, a pesar de su historia de esclavitud, podría alcanzar ese sueño, al que calificó como “profundamente arraigado en el sueño americano”.

Medio siglo más tarde, parado en el monumento al Dr. King, tuve el honor de administrar el Juramento de Lealtad a nuevos ciudadanos provenientes de 28 países. Cuando más temprano en la ceremonia se le preguntó a uno de esos nuevos ciudadanos qué significaba para él convertirse en un ciudadano de los EE.UU., respondió: "Un día, gracias a este día, yo podré ver a mi hijo asumir el más alto cargo en la tierra, o alcanzar la grandeza en el modo que él mejor entienda, porque eso es lo que hace este país para las personas: les da la libertad de soñar".

Como hijo de inmigrantes que escaparon de la opresión en Cuba y se convirtieron en ciudadanos estadounidenses, sé que mis padres, propietarios de un pequeño negocio, aún siguen persiguiendo ese sueño americano cinco décadas después.  Ellos encontraron libertad al llegar a un país que garantiza el derecho a la vida, a la libertad y a la búsqueda de la felicidad.   Esta libertad es lo que aún lleva a tantos nuevos ciudadanos, y a quienes aspiran convertirse en ciudadanos estadounidenses, a creer que este es el país que les ayudará a alcanzar sus sueños.

León Rodríguez
Director de USCIS 

Washington—El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) propuso hoy una nueva regla que permitirá ciertos empresarios internacionales ser considerados al permiso de ingreso (ingreso temporal estar en los Estados Unidos), de modo que puedan empezar o desarrollar su empresa aquí en los Estados Unidos.

Lea la versión avanzada de la notificación de reglamentación propuesta “Regla de Empresario Internacional” (International Entrepreneur Rule). Una vez la notificación de regla propuesta sea publicada en el Registro Federal, el público tendrá 45 días a partir de la fecha de publicación para hacer sus comentarios. Para enviar sus comentarios, siga las instrucciones en la notificación.

“La economía estadounidense se ha beneficiado por mucho tiempo de las contribuciones de los inmigrantes y sus empresas, desde Main Street hasta a Silicon Valley,” dijo el Director León Rodríguez. “Esta regla, una vez finalizada, ayudará al crecimiento de nuestra economía con la expansión de las opciones de inmigración para empresarios extranjeros que cumplan ciertos  criterios como crear empleos, atraer inversiones y generar ingresos en los Estados Unidos”.

La regla propuesta permitirá al Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) usar su autoridad estatutaria discrecional para otorgar permisos a  empresarios de las empresas emergentes cuya permanencia en EE.UU. proveerá un beneficio público por medio del potencial sustancial y demostrado de crecimiento rápido del negocio y la creación de empleos. Bajo esta regla propuesta, DHS puede conceder permiso de ingreso sobre una base caso por caso, a empresarios elegibles de empresas emergentes:

  • Que tengan interés significativo como propietarios en la empresa emergente (un mínimo de 15%) y tengan un papel activo y central en sus operaciones
  • Que se hayan fundado en los Estados Unidos en los últimos tres años y
  • Cuyo comienzo demuestre potencial sustancial para el crecimiento rápido del negocio y la creación de empleos, como se evidencie por:  
    • La recepción de capital de inversión significativo  (mínimo de $345,000) por parte de inversores cualificados establecidos con un récord de inversiones exitosas en los  Estados Unidos
    • Premios o becas significativos (mínimo de $100,000) de parte de los gobiernos federal, estatal o local o
    • Satisfagan parcialmente uno o dos de los criterios arriba en adición a otra evidencia fiable y convincente de que la empresa emergente tiene potencial sustancial de crecimiento rápido y de crear empleos.

Bajo la regla propuesta, a los empresarios se les puede otorgar una estadía inicial de hasta dos años para supervisar y hacer crecer su empresa emergente en los Estados Unidos. Una petición subsiguiente  del permiso (hasta tres años adicionales) será considerada solamente si el empresario y la empresa emergente continúan proveyendo un beneficio público como se evidencia en aumentos significativos en la inversión de capital, ingresos o puestos de trabajo.

La notificación de esta regla propuesta en el Registro Federal invita a un periodo de 45 días de comentarios públicos, luego de lo cual USCIS evaluará los comentarios recibidos. La regla propuesta no entra en efecto con la publicación de la propuesta de reglamentación. Entrará en vigor en la fecha indicada en la regla final cuando sea publicada en el registro Federal. 

Contactenos

ONE STOP SERVICES GROUP INC.

6765 WEST FLAGLER ST

MIAMI, FL 33144

 

Tel:  (305) 264-1004

Fax: (305) 264-1020

E-mail: onestopservices@usa.com

E-mail: ehorta@nestoporg.com

Horarios

Nuestra Oficina esta disponible

en los siguientes horarios:

 

Lunes a Viernes

9:00am to 5:00pm

Sabados

9:00 am to 3:00 pm

 

Especiales del Mes

 

 

 

Nuevas Noticias

 

Visite (Noticias) para ver lo ultimo en Inmigracion. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El presidente Obama en su lucha por

LA REFORMA MIGRATORIA

Preparese para tener todos sus papeles en orden para cuando empiece la REFORMA MIGRATORIA.

Juramento que trasciende tiempo y fronteras

 

Dicen que el amor todo lo puede. Don Jorge García y a doña Rafael Maradiaga de García son un ejemplo de todo lo que puede lograr una pareja cuando el amor rige sus vidas. Jorge, de 93 años de edad y Rafaela, de 92, han sabido enfrentar juntos la vida con valentía y perseverancia, lo que les ha llevado a vencer grandes obstáculos. Hoy, disfrutan de lo que según Rafaela es una nueva bendición: su ciudadanía estadounidense.

Natural de Puerto Cortés en Honduras, Rafaela Maradiaga emigró a Guatemala siendo aún niña. Fue en la capital guatemalteca que conoció a quien es hoy su esposo. “Fue un amor a primera vista. Desde ese 2 de febrero de 1946 no nos hemos separado”, comenta haciendo referencia al momento en que conoció a Jorge, quien es natural de Retalhuleu, Guatemala. “Bailamos y bailamos; bailando me dijo que sería su novia para toda la vida” añade.
 
Jorge y Rafaela tomando el Juramento de Lealtad
 
Jorge y Rafaela tomando el Juramento de Lealtad

Desde jóvenes fueron muy responsables y trabajadores. Rafaela trabajaba en una fábrica para pagar la renta de la casa donde vivía con su madre de crianza; Jorge trabajaba en una tabacalera.

El deseo de estar siempre juntos les llevó hasta la iglesia de San Felipe de Jesús de La Antigua Guatemala, al pie del Volcán de Agua, donde Jorge se le declaró y juraron “amarse para toda la vida”.

Su relación no era bien vista por la madre de crianza de Rafaela, quien se había encargado de ella desde que quedó huérfana a los dieciséis años. “Si nos veía juntos, nos tiraba piedras y con sus termos, sobre todo a Jorge”, comenta Rafaela. Pero eso hizo fortalecer su amor.

“Nunca dejamos de disfrutar nuestra vida”, comenta Jorge. “Hubo momentos buenos y momentos difíciles, pero siempre fuimos agradecidos a la vida, y siempre sacamos una vez al año para disfrutar frente a la playa”.

Rafaela y Jorge tuvieron trece hijos pero sólo seis sobrevivieron. El último parto fue de gemelos, cuando Rafaela tenía 47 años.

Mantenerse unidos ha sido siempre el norte para esta pareja. La única vez que se han separado fue cuando Rafaela viajó por primera vez a Estados Unidos en el año 1989 para cuidar de su primer nieto, el primogénito de su hijo mayor Jorge Rafael y de Judith García, quienes habían emigrado hacía unos años. “Fueron tres meses de ausencia, tres meses de pena” recuerda don Jorge.

Él y Rafaela tuvieron la oportunidad de emigrar a Estados Unidos en 1989. “Jorge se perdió el día que llegó al aeropuerto y tuvimos que salir a buscarlo. No sé cómo se las arregló para conseguir un teléfono y llamar a la casa”, cuenta Rafaela destacando la perseverancia de su marido.

Adaptarse a una nueva vida en este país ha sido un reto. “Nunca pensé que podría hablar otro idioma, sobre todo a esta edad, y poco a poco he aprendido y he podido comunicarme adecuadamente”, señala don Jorge con gran satisfacción, destacando que emigró siendo ya mayor.

No obstante, ambos coinciden que su mayor satisfacción ha sido poder convertirse en ciudadanos estadounidenses, lo que lograron el pasado 12 de febrero de 2014 en una ceremonia de naturalización en Los Ángeles. “Estoy muy agradecido de este bendito país que nos ha recibido” comentó. Rafaela añade: “Es una alegría que va a perdurar para siempre. Es una bendición. Recibir esa bandera pequeñita es muy significativo. Es pequeña en tamaño, pero es inmenso el mérito que lleva. Lloré al recibirla”.
 
Don Jorge García muestra orgulloso su Certificado de Naturalización. A su lado doña Rafaela Maradiaga de García. Le acompañan sus familiares.
 
Don Jorge García muestra orgulloso su Certificado de Naturalización. A su lado doña Rafaela Maradiaga de García. Le acompañan sus familiares.

Jorge y Rafaela dicen que tomar este gran paso les ayudará a disfrutar de su vida a plenitud. “En esta etapa de nuestra vida seguimos juntos”, dice Jorge, “pero estamos más contentos porque logramos lo que más queríamos que era hacernos ciudadanos”.